Si aprendiéramos a controlar nuestros prejuicios, ¿cambiarían nuestras acciones y situaciones?

Cuando participo en sesiones de formación o workshops, una de las preguntas que hago a los participantes frecuentemente es ¿tenéis prejuicios?, y la respuesta que obtengo es muy diferente en función del público. Algunos aceptan que si, pero inmediatamente añaden un “todos los tenemos, no”, como justificándose, otros en los que aparecen unos pocos valientes que reconocen con algo de vergüenza que “en ocasiones los tengo”, pensado en alguna situación o colectivo de personas en concreto, pero habitualmente la respuesta grupal es un categórico “NO, no los tengo”. A partir de esa afirmación se desarrollan 20 minutos de discusión donde trato de acreditar que además de tenerlos todas las personas, se trata de una herramienta que puede ser de extrema utilidad, ya que trata de evitarnos problemas o riesgos mediante la identificación de patrones o situaciones que en un momento de nuestra vida previo “hemos aprendido que eso es de una manera determinada”, y para nosotros es una verdad incuestionable.

Pues a todos los que permitimos que nuestra tomas de decisión o, sencillamente, nuestro posicionamiento sobre determinadas cuestiones de nuestra vida, se vea influenciado por este aprendizaje, os dejo este video

y una reflexión, ¿Qué decisiones habrías cambiado de no tener este enorme filtro?

“A veces no necesitas los medicamentos, el entrenamiento o las habilidades, a veces para marcar la diferencia todo lo que necesitas es mostrar empatía”

Cuando hablamos de Experiencia de Cliente o de cambio cultural tendemos a perder de vista que los protagonistas de las historias son las personas y que las decisiones y acciones que emprenden son los que marcarán la diferencia entre una u otra percepción, y no tanto las estrategias, formaciones o herramientas que una organización decida emplear.

Aquí os dejo un artículo donde se relata cuán fácil es hacer feliz, que no NPS, ni CES, ni cualquier otro tranquilizador indicador, a una persona cuando lo necesita, en un verdadero momento de la verdad http://flip.it/HjTB-Z

Esta sencilla y breve historia de un gesto personal ilustra esta afirmación y, seguramente, evidencian que si tenemos la suerte de contar en nuestros equipos con buenas personas de valores fuertes ya tendremos gran parte del camino recorrido.

Decide tú como gastar este 2015

Empieza una nueva historia este 2015. Pero de nosotros dependerá si con ella logramos lo que nos hemos propuesto en el pasado brindis de NocheVieja o, como en tantos otros años, optamos por posponer esa decisión o ese cambio que deseamos en pos de la comodidad, miedos o modelos sociales.
En nuestras manos está como queremos vivir este año, y por ello, te invito a que reflexiones sobre una cita de la que no recuerdo el autor “cualquier pequeño cambio es mejor que cualquier gran intención”.
¿Como será este año para ti?

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/51b/16631031/files/2015/01/img_0412.jpg